Políticas de determinación de precios

Los consumidores, en particular los grandes bebedores y los jóvenes, son sensibles a las variaciones del precio de las bebidas. Se pueden emplear políticas de fijación de precios para reducir el consumo de bebidas alcohólicas por menores de edad, detener la progresión hacia la ingestión de grandes cantidades de alcohol y/o episodios de borrachera, y ejercer influencia en las preferencias de los consumidores. El aumento del precio de las bebidas alcohólicas es una de las intervenciones más eficaces para reducir el uso nocivo del alcohol. Un factor clave para el éxito de las políticas de precios orientadas a reducir el uso nocivo del alcohol es un régimen eficaz y eficiente de imposición tributaria, con los mecanismos requeridos para recaudar impuestos y exigir el cumplimiento de la fiscalización.

Factores como las preferencias y la libertad de elección de los consumidores, la variación de los ingresos, las fuentes alternativas de alcohol en el país o en los países vecinos, y la presencia o ausencia de otras medidas normativas respecto del alcohol, pueden todos ellos influir en la eficacia de esta opción de política. La demanda de las diferentes bebidas puede verse afectada en diversa medida. Los aumentos de impuestos pueden tener distinta repercusión en las ventas, según como afecten a los precios al consumidor. La existencia de un mercado ilícito importante para el alcohol complica las consideraciones de política sobre la imposición tributaria en muchos países. En esas circunstancias, los cambios de la fiscalización deben ir acompañados de actividades encaminadas a someter los mercados ilícitos e informales a un efectivo control público. El aumento de los impuestos puede tropezar también con la resistencia de grupos de consumidores y operadores económicos, de modo que la política tributaria se beneficiará del apoyo de cualquier medida de información y toma de conciencia tendente a vencer esa resistencia.

Las opciones de política e intervenciones en esta esfera comprenden:

(a) establecimiento de un régimen de impuestos nacionales específicos sobre el alcohol, acompañado de medidas eficaces para exigir su cumplimiento, que puede tener en cuenta, si procede, el contenido alcohólico de la bebida;

(b) revisión periódica de los precios en función de la inflación y de los ingresos;

(c) prohibición o restricción de toda forma directa o indirecta de precios promocionales, ventas con rebaja, precios inferiores al costo y precios únicos que dan derecho a beber ilimitadamente, u otras ofertas de venta en grandes cantidades;

(d) fijación de precios mínimos para el alcohol, cuando proceda;

(e) facilitación de incentivos de precios en relación con las bebidas no alcohólicas;

(f) disminución o interrupción de las subvenciones destinadas a los operadores económicos en el ramo del alcohol.

Ligas:

What are the most effective and cost-effective interventions in alcohol control? [pdf 294.5kb]

En 2004, la OMS publicó un documento que presenta las intervenciones para el alcohol más efectivas y costo-efectivas.

Evidence for the effectiveness and cost-effectiveness of interventions to reduce alcohol-related harm. [pdf 1.7Mb]

Esta es una publicación de la OMS, que analiza la eficacia combinada de los diferentes enfoques de las intervenciones para el consumo de alcohol, utiliza la investigación disponible para discutir la efectividad de estrategias para el control de la disponibilidad económica y física del alcohol. Otras intervenciones disponibles, tales como las intervenciones basadas en la población, también se discuten.