Cuestionario

Las consecuencias a la salud dependen del tipo de bebida alcohólica que se consuma

Preguntas Frecuentes

Introducción

¿Qué es el alcohol?

¿Por qué es importante reducir el uso de alcohol?

¿Quiénes beben demasiado?

 

Información práctica

¿Qué es una copa estándar?

¿Qué pasa con el alcohol hecho en casa?

¿Cuánto es demasiado?

 

Entendiendo el alcohol

¿Cómo te afecta el alcohol?

¿Cuáles son los efectos a largo plazo del alcohol en el cerebro?

¿Cuáles son los riesgos para la salud por beber alcohol?

¿Existen efectos positivos por el consumo de alcohol?

¿Mi forma de beber sólo me afecta a mi?

 

Problemas asociados al consumo de alcohol

¿Cómo sé si tengo problemas con la bebida?

¿Qué es la dependencia al alcohol (alcoholismo)?

¿Qué es el consumo excesivo de alcohol?

¿Qué es el nivel de alcohol en sangre?

¿Por qué debería beber menos?

¿Cómo puedo beber menos?

 

Introducción

¿Qué es el alcohol?

El alcohol etílico o etanol, es un ingrediente embriagador que está en la cerveza, el vino y el licor, se produce por la fermentación de la levadura, azúcares y almidones

Bajo condiciones normales, las bebidas producidas por fermentación tienen una concentración de alcohol de no más de 14%. Las bebidas creadas por destilación (destilados) presentan concentraciones mucho más elevadas de alcohol[1].

 

¿Por qué es importante reducir el uso de alcohol?

En todo el mindo, el consumo de alcohol es el tercer factor de riesgo para enfermedades y discapacidad. En países de ingresos medios es el factor de riesgo más importante. Se sabe que el alcohol es un factor causal de 60 tipos de enfermedades y lesiones, y un factor que contribuye a otras 200 condiciones. De todas las muertes en el mundo, un 4% se atribuyen al alcohol. El consumo nocivo de alcohol subyace a la enfermedad, las lesiones y la violencia y tiene un impacto negativo en la salud y el bienestar de los individuos, las familias, las comunidades y la sociedad en su conjunto [2].

 

¿Quiénes beben demasiado?

A nivel mundial más hombres que mujeres beben alcohol y en consecuencia, su salud se ve afectada. El alcohol es el principal factor de riesgo de muerte en hombres de 15-59 años de edad. En todo el mundo, el 6,2% de todas las muertes fr hombres son causadas por el alcohol, en comparación con el 1.1% de las muertes de mujeres [2]. Esto se debe en parte al hecho de que el número de hombres que bebe en exceso una vez a la semana es mayor que el número de mujeres, en una proporción de 4:1. La carga en salud atribuible al alcohol muestran patrones geográficos y de género, la mayor carga afecta a los hombres en África, en los países de ingresos medios de América y algunos países de altos ingresos [4].

 

Información práctica

¿Qué es una copa estándar?

En diferentes países, investigadores y educadores de la salud emplean diferentes definiciones de una unidad estándar o bebida tipo debido a las diferencias en los tamaños de porción típico. Para este programa una bebida estándar equivale a 10 gramos o 12,5 ml de alcohol puro. Generalmente, esta cantidad de alcohol puro se encuentra en:

• 250 ml de cerveza.

• 140 ml de vino.

• 30 ml de agua destilada o licor (por ejemplo, ginebra, ron, vodka o whisky).

Lo más importante es la cantidad de alcohol puro en una bebida. Los licores tienen una mayor concentración de alcohol que el vino o la cerveza. Por lo tanto, unos 330 ml de cerveza tienen aproximadamente la misma cantidad de alcohol que un vaso de 140 ml de vino o 30 ml de bebida destilada.

 

¿Qué pasa con el alcohol hecho en casa?

La mayoría de los gobiernos trata de otorgar licencias o bien controlar (y gravar con impuestos) la producción y venta de alcohol, sin embargo, pueden permitir la producción casera de distintos tipos de bebidas alcohólicas. Las bebidas alcohólicas hechas en casa o producidas de manera informal son en su mayoría fermentadas de sorgo, mijo, maíz, arroz, trigo o frutas [2]. Las bebidas alcohólicas producidas ilícitamente, especialmente las bebidas espirituosas, con freceuncia tienen una identidad diferente (por ejempo, " moonshine" o "white lightning" en los Estados Unidos, "poteen" en Irlanda, "samogon" en algunos países de la ex Unión Soviética) y pueden estar contaminadas con venenos (por ejemplo, plomo) desde el proceso de producción [1]. El contenido de alcohol puro en estas preparaciones a menudo se desconoce, por lo tanto, debe evitarse su consumo.

 

¿Cuánto es demasiado?

A nivel individual, es imposible definir qué cantidad de alcohol es peligroso o dañino. Depende de las características personales, como edad, género, origen étnico, peso, estatura, condición física y mental. Los datos epidemiológicos sugieren que el riesgo de problemas relacionados con el alcohol aumenta significativamente cuando el consumo supera los 20 g de alcohol puro por día (alrededor de dos tragos estándar en muchos países) [6]. Sin embargo, estos estudios se basan en la investigación de grandes grupos y no predicen el efecto del alcohol en un individuo específico.

Las personas reaccionan diferente a la bebida. La forma en que bebes tiene mucho que ver con eso. Beber hasta emborracharte te hace  susceptible de accidentes, peleas y violencia. Sin embargo, hay líneamientos para beber con bajo riesgo:

Para Mujeres:

Un máximo de 1 copa (unidad estándar) al día.

En una ocasión especial, un máximo de 2 copas, pero no cada semana.

Un máximo de 7 copas a la semana.

Para Hombres:

Un máximo de 2 copa (unidad estándar) al día.

En una ocasión especial, un máximo de 2 copas, pero no cada semana.

Un máximo de 14 copas a la semana.

Los siguientes grupos no deben beber alcohol en absoluto:
  • ·         Los niños y los adolescentes.
  • ·         Las mujeres que están embarazadas, quiere quedar embarazada o están amamantando.
  • ·         Las personas que piensan conducir, operar maquinaria o participar en otras actividades que requieran atención, habilidad o coordinación.
  • ·         Las personas con ciertas condiciones médicas o que tomar ciertos medicamentos.
  • ·         Las personas de cualquier edad que han tenido problemas para controlar su consumo de alcohol en el pasado. [5].

Aunque a algunas personas les hace mejor beber menos que esto.

Llevar la cuenta de tu consumo de alcohol durante un tiempo puede darte material para pensar.

¡Cuenta tus bebidas!

 

Entendiendo el alcohol

¿Cómo te afecta el alcohol?

El alcohol afecta a cada órgano del cuerpo, es un depresor del sistema nervioso central, que se absorbe rápidamente desde el estómago y el intestino, y se incorpora al torrente sanguíneo. El alcohol se metaboliza en el hígado por enzimas; sin embargo, el hígado puede sólo metabolizar una pequeña cantidad de alcohol, dejando que el exceso de alcohol circule por todo el cuerpo. Los efectos del alcohol en el cuerpo están directamente relacionados con la cantidad consumida[3].

 

¿Cuáles son los efectos a largo plazo del alcohol en el cerebro?

El alcohol puede afectar diversas partes del cerebro. El consumo nocivo de alcohol puede causar daños crónicos en múltiples funciones corticales superiores, incluyendo la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. Los bebedores excesivos pueden sufrir  pérdida de memoria, alteraciones motoras, y trastornos neurológicos graves, incluyendo convulsiones. Las alteraciones cognitivas con frecuencia están acompañadas por el deterioro de control emocional, de la conductual y la motivación.

Los bebedores excesivos también pueden sufrir daño cerebral debido deficiencia de tiamina (vitamina B1). La deficiencia prolongada de tiamina puede provocar encefalopatía que es un trastorno neurológico caracterizado por la confusión, falta de coordinación muscular voluntaria, trastornos visuales y pérdida de memoria.

 

¿Cuáles son los riesgos para la salud por beber alcohol?

El consumo nocivo de alcohol es el principal factor de riesgo evitable para trastornos neuropsiquiátricos y otras enfermedades no transmisibles, como las enfermedades cardiovasculares, cirrosis hepática y diversos tipos de cáncer. El consumo nocivo de alcohol también está asociado con enfermedades infecciosas como VIH/SIDA, tuberculosis y neumonía. Una proporción significativa de la carga de morbilidad se debe a lesiones intencionales y no intencionales, incluyendo accidentes de tránsito, violencia y suicidios [4]. Los daños atribuibles al alcohol no sólo están determinados por el nivel de consumo, también pueden deberse al patrón de consumo de alcohol (por ejemplo, las ocasiones de consumo excesivo) [9].

 

¿Existen efectos positivos por el consumo de alcohol?

El uso nocivo del alcohol resulta en aproximadamente 2,5 millones de muertes cada año. Aún cuando se considere el beneficio estimado que el consumo de bajas cantidades de alcohol puede tener para algunas enfermedades en algunas poblaciones, la pérdida vidas es de 2,3 millones muertes al año [2]. Desde el punto de vista de la salud pública, no existe un nivel de consumo de alcohol sin riesgo. Los riesgos del consumo de alcohol son mayores que los beneficios potenciales.

 

¿Mi forma de beber sólo me afecta a mi?

No. El consumo de alcohol no es sólo un riesgo para el bebedor. Otras personas pueden estar en riesgo de accidentes de tráfico o de conductas violentas. La muerte, la enfermedad y el daño causado por el consumo de alcohol tienen impactos socioeconómicos, entre ellos una pesada carga económica y psicológica en las familias. Hay una considerable pérdida económica en la sociedad por el consumo nocivo de alcohol, incluidos los costos para la salud, el bienestar social y los sistemas de justicia penal, pérdida de productividad y bajo desarrollo económico [3].

 

Problemas asociados al consumo de alcohol

¿Cómo se si tengo problemas con la bebida?

Cuando el consume alcohol, le causa problemas a una persona en sus relaciones interpersonales, en la escuela, en actividades sociales o en cómo pensar y sentir probablemente tenga un problema con la bebida. Si le preocupa que usted o alguien en su familia puede tener un problema con la bebida, conteste la autoevaluación.

 

¿Qué es la dependencia al alcohol (alcoholismo)?

Es un conjunto de síntomas fisiológicos, conductuales y cognitivos, en los que el consumo de alcohol adquiere una prioridad mucho mayor que otras conductas que antes tenían mayor valor para un individuo. Una característica descriptiva central del síndrome de dependencia es el deseo (a menudo fuerte, a veces abrumador) de consumir alcohol [1]. Las personas con dependencia al alcohol, a menudo experimentan síntomas de abstinencia cuando dejan de tomar. Estos pueden ser leves (incluyendo dolores de cabeza, sudoración, náusea, temblores, ansiedad, vómitos, e insomnio) o graves (incluyendo confusión, alucinaciones y convulsiones).

 

¿Qué es el consumo excesivo de alcohol?

El consumo excesivo de alcohol, se define como el consumo de más de dos bebidas al día para los hombres y el consumo de más de una bebida al día para las mujeres [1].

 

¿Qué es el nivel de alcohol en sangre?

Nivel de alcohol en sangre (NAS), es la concentración de alcohol presente en la sangre. Por lo general se expresa como masa por unidad de volumen, pero los diferentes países pueden obtenerla de manera diferente o utilizar diferentes unidades. Comúnmente, se mide en miligramos por 100 mililitros (mg/100 ml) o como un porcentaje de alcohol en la sangre. El riesgo de accidentes de tráfico comienza a aumentar a una concentración de 0.04% [2].


¿Por qué debería beber menos?

Tu calidad de vida depende en gran parte de la cantidad de alcohol que bebes. Si bebes menos, mejorará tu salud. Entre otras cosas: disminuirá el colesterol, diminuirá la presion arterial, podrás controlar mejor tu peso y tendrás mayro resistencia a las infecciones. podrás dormir mejor, mejorará tu desempeño en las relaciones sexuales. También corres menos riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual [5]. Adicionalmente a todos estos beneficios, cuanto menos alcohol bebas, menos necesidad de alcohol siente tu cuerpo. Beberás menos que antes y mejorará tu economía.

NOTA ESPECIAL: La mayoria de los bebedores de alcohol con problemas perderá su trabajo y a su familia mucho antes de que su hígado se afecte.


¿Cómo puedo beber menos?

Diferentes enfoques pueden ser utilizados con el fin de beber menos. Comprar menos alcohol y más ligero de lo habitual, por ejemplo cerveza ligera y vino ligth. Aumnetar el consumo de bebidas no alcohólicas entre las bebidas. Comer cada vez que usted bebe. No beber después de la medianoche. Aprender a decir "No, gracias", y respetar el "no" de los demás. Anticipar y evitar "situaciones de alto riesgo", como personas particulares, partidos y / o lugares donde se sabe que va a beber más de lo habitual.

Participar en actividades que no involucren la bebida, tener un hobby o hacer cosas que le gustan que no estén relacionadas con la bebida. Solicitar apoyo de organizaciones, amigos y familiares, que le puedan ayudar a realizar cambios en su estilo de vida, para detener o reducir su consumo de alcohol.

También puedes contestar la autoevaluación para saber si bebes demasiado y utilizar el programa de autoayuda en línea beber menos para reducir su consumo de alcohol. 

 

References

  1. World Health Organization Lexicon of alcohol and drug terms. Geneva, 2012 (http://www.who.int/substance_abuse/terminology/who_lexicon/en/)
  2. World Health Organization Global status report on alcohol and health. Geneva, Switzerland, 2011
  3. World Health Organization Global strategy to reduce the harmful use of alcohol; Geneva, 2010
  4. World Health Organisation Global Health Risks: Mortality and burden of disease attributable to selected major risks, Geneva, 2009.
  5. Babor TF & Higgins-Biddle JC Brief intervention for Hazardous and Harmful Drinking. A manual for Use in Primary Care. World Health Organisation, Geneva, 2001
  6. Edwards G et al Alcohol Policy and the Public Good. Oxford University Press, Oxford, 1994.
  7. Centers for Disease Control and Prevention. Alcohol and Public Health - Frequently Asked Questions Atalanta, USA, 2012 (http://www.cdc.gov/alcohol/faqs.htm/)
  8. Hiller-Sturmhofel S (2003) The role of thiamine deficiency in alcoholic brain disease. Alcohol Res Health 27:134–142 
  9. Rehm J et al The relation between different dimensions of alcohol consumption and burden of disease Addiction, 105:817-843, 2010.